Quizás a los que habéis llegado a este post viendo la foto de Noema, el bellezón de novia que tenéis delante, no os parezca que hacer buenos retratos dentro de la fotografía de boda sea muy difícil, pero no es así. Hay que tener en cuenta las prisas y los nervios que conllevan ese día. Queréis estar pendientes de todo el mundo y es algo que bajo nuestro punto de vista es imposible. Un consejo que solemos dar a todas nuestras parejas es que disfrutéis de ese día. Es vuestro día y ya habéis hecho todo lo posible para que todo este a pedir de boca para que vuestros amigos y familiares estén agusto. Ese día ya es para vosotros, para disfrutar de todo el trabajo previo que realizado durante muchos meses y toca saborearlo así que disfrutar de él y en especial de vuestra sesión de fotos que será el único momento en el que disfrutarás de manera más íntima con tu pareja.

Palacio de Irurita

Comentarios

Comentarios