Cuando una persona de la competencia se convierte en compañero de batalla, se convierte en colega. Eso es lo que me ha ocurrido con varias personas de la profesión y con la última que ha sucedido es con Monika Zaldo. Tanto es así que incluso llego un día en el que hablamos de por qué no íbamos a alguna boda juntos y así lo hicimos con la boda de Miriam y Jorge, en la que yo ejercí de fotografo principal y Monika fue de “artista invitada” .Una forma muy interesante para poder practicar esas cosas que por ser el primero no puedes. Puntos de vista, situaciones que se te pueden escapar por estar pendientes de las fotos más “oficiales”.

La experiencia nos ha encantado y ya estamos mirando fechas libres para repetirlo ( esta me toca a mi ir de segundo eh).Y ni que decir tiene lo que enriquece que otra colega te enseñe una foto de la que piensas “esto tengo que mejorarlo” el pique ha sido muy positivo para nosotros y ya no os cuento para mi pareja de novios ajjajaj.

Monika hay que repetir.

Jorge&Miriam GRACIAS por dejar que nos piquemos como monos.

Os dejo uno de esos instantes de esta boda en el que coincidimos echando la misma toma desde diferentes puntos de vista

Comentarios

Comentarios