40 castañas

Forografos de boda guipuzcoa

Forografos de boda guipuzcoa

Pues si, ha llegado el día en el que paso de ser un treintañero a un cuarentón jajajjajaj. Pero tranquilos, que ni me he comprado una moto, ni me he llenado de tatoos el cuerpo, ni voy a cambiar mi vida de manera radical.

No soy muy de soplar velas ni de que todo el mundo me felicite, incluso suelo ocultar mi fecha de nacimiento en el facebook para que pase desapercibido, pero oye, a uno no le caen 40 castañas todos los días, aunque sepa que muchos creíais que eran menos :P, y me ha parecido que era un buen momento para echar una mirada para atrás y ver que ha pasado por aquí.

¿Quién me iba a decir a mi a mis 19 añetes, cuando estaba en plena carrera de Periodismo que en ese momento mi vida pegaría un cambio tan bestia, cuando me enseñaron lo que era el «aula de fotografía»?. Es verdad que yo no quería estudiar Periodismo y que mi primera opción era irme a estudiar cine a Madrid, algo ya se cocía dentro de mi. Pero las presiones de profesores y familiares, hizo que acabara en Leioa en una carrera más «segura» y mortalmente soporífera ( para mi claro ).

Aguanté hasta 4º de carrera y cuando me di cuenta de que pasaba más horas en el laboratorio que en las clases, fui consciente de que el veneno de la foto se había metido en mis venas. Fue el crudo momento de tomar decisiones drásticas y sentarme con mis padres para decirles «¿Qué es mejor,  aspirar a ser un periodista mediocre y amargado o intentar ser feliz haciendo algo que me apasiona?» Fue el momento de dejar periodismo y lanzarme a este mundo. Trabajé en varios sitios para poder pagarme los nada baratos estudios de Fotografía y termine donde ahora me veis…claramente es un megaresumen, dejaremos el resto para mis memorias ajajajaj!

A mis cuarenta, de lo que me doy cuenta es de lo mucho que he aprendido y de lo muchísimo que me queda aún por aprender. La ilusión no sólo no ha bajado sino que hace que me levante todos los días de la cama como un resorte, pensando en todas las cosas que tenemos entre manos.

¿Queréis un consejo sencillo? Aquí sólo estamos para una vida y si lo que estás haciendo hace que no seas feliz, busca algo que te apasione, por muy descabellado que te digan que es y eso hará que salgas adelante.

Os dejo una foto que para mi es un símbolo de una meta cumplida. Nuestra primera foto premiada con un Fearless. Para aquellos que no sepáis lo que son, os diremos que es uno de los premios más importantes de Fotografía de Boda a nivel mundial. Se premian 280 entre nada menos que 13.000 fotos. Un gustazo que quiero decir que no hubiera sido posible sin la confianza de todas nuestras parejas, el apoyo incondicional de mi familia y mi «fiel escudero» Xabi. Compi! Este año vamos a dar mas guerra que nunca!

 

5 Comments

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy